Mi casera me hace mobbing


La puta de mi casera es una señora loca, vieja, fea y desocupada que, mea culpa, no ha cobrado este mes. No es que no vaya a cobrar nunca más, es que lo cobrará el siguiente, y aunque por activa y pasiva, conteniendo mi mala leche y hablándole siempre en términos de paz he intentado hacérselo saber, la guarra me hace del orden de las treinta llamadas perdidas diarias. Es un puto crack, en diez minutos puede dejar tranquilamente catorce o quince perdidas. Le he explicado también de buenas formas que si no le cojo el teléfono es porque no puedo bien porque estoy con gente, bien porque no tengo el teléfono encima, que no hace falta que marque, cuelgue, remarque, cuelgue, remarque, cuelgue, entre otras cosas porque me deja sin bateria, pero cuando la muy cerda dice de marcar, no hay quien la detenga.

Hablamos todos los días entre 2 y 3 veces (le doy apoyo moral), y en cada conversación me trata como si fuera una asesina,


- Señora, soy una morosa, y le debo un mes, y ya le he dicho que el mes próximo me voy, pero no he matado a nadie.


- Me estás quitando la vida - contesta entre sollozos y gritos.


Porque grita y llora y casi no le entiendo nada, señora que le den mucho por culo, que no me puedo convertir en euro, si así fuera, no viviría de alquiler. Tengo el buzón de voz lleno de mensajes amenazantes suyos , "voy p'al piso". Usted misma, venga, no le pienso abrir, paso, conociéndola, de que monte un espectáculo dantesco delante del vecindario, y si se atreviera a entrar con sus llaves le juro que le parto una silla en la cabeza, en defensa propia eso sí, que siempre puedo alegar que pensé que era un ladrón, y el tono decorativo rojo sangre puta le vendría muy bien a la entrada.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

jo chica, te entiendo yo he pasado por mas de 20 casas(no exagero), los caseros son variopintos como las flores. En cierta ocasion tuve uno que era tan chismoso que venia minimo un dia al mes con cualquier excusa, para entrar en la casa y mientras me hablaba llevaba su mirada a todos los rincones de la casa cernionandose así de que todo estaba "en orden", cierto día no le quise abrir la puerta, haciendo como que no estaba y ni corto ni perezoso me lo encuentro en el balcón colocando una sombrilla mientras yo y mi novio mirabamos atónitos por la cortina del balcón alucinados, el muy vivora "se habia colado" por el balcón del vecino que tambien era arrendado suyo. Total que arta de todo me compré una casa. A día de hoy me acuerdo de aquellos "seres" e incluso a veces lo hecho de menos no sé si es que tengo sindrome de estocolmo XdXdXd despues de todo.
Animo mujer.

Saludos, soy lily de Mallorca.

Karlos dijo...

joer qué miedo de casera!!!! ¿dónde he visto yo esa cara antes?....mmmmmm...déjame pensar....

Ah! sí, si es la misma que inspiró a Alfred Hitchcock para realizar Psicosis xD

Awixumayita dijo...

olé

Marta PC dijo...

Piden ocho meses de cárcel 18-05-2008

Juzgan a un hombre que entró sin permiso en la casa de su inquilino moroso

Un jurado popular inicia mañana el juicio contra un vecino de Bormujos (Sevilla), para quien el fiscal pide 8 meses de cárcel por penetrar sin permiso en una vivienda de su propiedad porque el inquilino no pagaba el alquiler.

El escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, explica que el acusado M.A.P. era propietario de una vivienda que alquiló el 3 de abril de 2006 a J.L.C. con una duración de doce meses.

En la madrugada de un día de octubre de 2006, el procesado accedió al interior cuando estaban dormidas las inquilinas, que eran una mujer rusa, novia del firmante del contrato, una amiga de la misma nacionalidad y su hija de 8 años.

Precisa la acusación que el procesado revolvió varios cajones del piso y, al verse sorprendido, huyó de la vivienda.

Tras la constitución del jurado el pasado viernes, el juicio comenzará mañana con la declaración del acusado, a quien el fiscal imputa un delito de allanamiento de morada, con una pena aparejada de 8 meses de cárcel.

En la vista se leerán, como pruebas, varios escritos del acusado dirigidos al Ayuntamiento de Bormujos protestando por la situación de su vivienda, así como los datos de la suspensión del juicio por impago a que iban a ser sometidos los inquilinos.